Noticias
IGg


Accesibilidad y movilidad de bicicletas en Zaragoza, España

  • Necesario articular distintos modos de transporte para mejorar la movilidad urbana
  • Para los fines de la accesibilidad, importa más el modelo de movilidad que el tipo de transporte: Ángel Pueyo

Convencidos de que los progresos en materia de transporte son fundamentales para el desarrollo de las sociedades, el doctor Ángel Pueyo y el matemático José Miguel Jover Yuste de la Universidad de Zaragoza, España, compartieron sus experiencias sobre el análisis de la movilidad urbana ante la comunidad del Instituto de Geografía (IGg) de la UNAM.

Invitados por la Unidad de Geotecnología en Infraestructura, Transporte y Sustentabilidad (GITS), los conferencistas  impartieron un seminario sobre "Accesibilidad Intermodal", concepto que refiere la articulación de diferentes modos de transporte (carreteras, vías férreas, aeropuertos, puertos, etc.) para hacer más eficiente la movilidad.

"El éxito de muchos espacios no es sólo por la productividad sino la distribución. En ese sentido, países como Singapur o Dubái pueden comprenderse desde el punto de vista intermodal. La intermodalidad es una de las grandes apuestas que está llegando a Europa", mencionó Pueyo Campos, quien aludió a algunos proyectos de la Unión Europea que pretenden la integración de autopistas con corredores marítimos, de tal manera que se recupere el transporte de cabotaje para evitar los congestionamientos en carretera.

Movilidad de bicicletas en Zaragoza

José Miguel Yuste habló del estudio que realizaron en Zaragoza, España, con el propósito de analizar las dificultades para aceder a los sitios más importantes de esa ciudad a través del transporte público. Para ello consideraron las paradas de autobús, tranvías, taxis, así como estaciones de metro y la red de carriles de bicicleta.

A finales del siglo XX el 30% de los desplazamientos en Zaragoza se hacían a pie, pero debido al crecimiento de la ciudad esa cifra se redujo a 16%. Ante este escenario el gobierno apostó por fomentar el uso de bicicletas, de tal manera que hoy día el 10% de la población las utiliza con frecuencia. La investigación de Ángel Pueyo y José Miguel Jover se enfocó en conocer en qué medida la red de carriles-bici se articula dentro de la ciudad.

"Calculamos las distancias entre las estaciones-bici y los transportes de alta capacidad y las paradas de tranvía. La intermodalidad resultó ser baja y desigual", comentó Ángel Pueyo. Agregó que aunque el 54% de la población cuenta con un carril de bicicletas a menos de 150 metros de distancia -lo cual inidca una muy buena conectividad-, la cercanía a las estaciones para adquirirlas o colocarlas no presentó las misma efectividad.

Destacaron que una estación de bicicletas ubicada a cincuenta metros de una parada de autobús o de una estación de metro resulta accesible para una persona de 20 años, y en ese sentido podría decirse que su localización obedece a un modelo intermodal. Sin embargo, si se considera la misma situación para niños y personas minusválidas o de la tercera edad la accesibilidad se complica.

Los ponentes concluyeron que en términos de accesibilidad lo importante es el modelo de movilidad, no el tipo de transporte utilizado. "Muchas veces la cuestión es optimizar los sistemas de transporte con la información digital que nos ofrecen las tecnologías inteligentes". Ejemplo de lo anterior es el uso de aplicaciones de smartphones que permitan identificar las vías con congestionamiento vehicular y sugieran nuevas rutas de viaje. De esta manera la movilidad vehicular puede agilizarse sin la creación de nuevas infraestructuras (calles o carriles), sino únicamente haciendo uso de la información digital disponible.



Geografía Noticias

2016-01-18

Hecho en C.U., todos los derechos reservados 2013. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile,
se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos.
Sitio web creado y administrado por: Unidad de Tecnologías de la Información del Instituto de Geografía.
Para la correcta visualización de este sitio, se recomienda utilizar