Noticias
IGg


Hacia una sostenibilidad urbana

  • Integración de la protección al ambiente, desarrollo social y económico
De acuerdo con datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas más del 90% del crecimiento urbano se concentra en países en desarrollo, lo que representa alrededor de 70 millones de nuevos habitantes en las ciudades cada año. 

Aunque las ciudades son lugares que favorecen el desarrollo en diferentes áreas, si no están debidamente conducidas y está ausente una distribución socioespacial de las oportunidades pueden presentarse conflictos, y en consecuencia: ciudades segregadas e ineficientes.

El doctor Adrián Guillermo Aguilar, investigador del Departamento de Geografía Social del Instituto de Geografía (IGg), explicó que en las últimas tres décadas el proceso de urbanización en América Latina pasó de experimentar un crecimiento urbano acelerado en la década de los años setenta en sus principales metrópolis, debido a la llegada de la población rural a las ciudades, con tasas de crecimiento por arriba del 5%; pero en los últimos 20 años el ritmo de crecimiento disminuyó y actualmente es menor a 1%.

Algunas causas que influyeron en un menor ritmo de crecimiento de la población fueron la políticas de control de natalidad de los años setenta, como una medida para detener la explosión demográfica; aunado a lo anterior las crisis económicas en América Latina también han influido en este proceso demográfico.

El especialista afirmó que anteriormente los esfuerzos estaban encaminados en atender esta enorme concentración de población, desde el punto de vista de servicios básicos y de vivienda; ahora con la disminución de la población en las ciudades se tienen algunos avances en términos urbanos, con la creación de instituciones dedicadas a la política urbana y a cuestiones ambientales.

En este sentido, el investigador reconoció que hay avances en términos de legislación y reglamentación para el control de la urbanización y el deterioro del ambiente; además de una mayor conciencia y participación ciudadana.

En este contexto de menor ritmo de crecimiento urbano, indicó que es posible destinar mayores recursos para mejorar la calidad de vida e impulsar un modelo de urbanización sustentable, que tome en cuenta el crecimiento económico, una distribución adecuada de los recursos naturales, así como la equidad social dentro de las ciudades "para detener el deterioro que estamos teniendo en ellas".

Con el objetivo de analizar los avances que enfrenta la sostenibilidad urbana en América Latina y el Caribe, el IGg participó en el "Primer Encuentro Latinoamericano sobre Ciudades Sostenibles", donde también intervinieron el Colegio de México, El Colegio Mexiquense, El Fondo de Población de las Naciones Unidas, la Asociación Latinoamericana de Población, el Tecnológico de Monterrey y el Consejo Nacional de Población.

En este evento los participantes coincidieron en que para lograr avances en la sostenibilidad urbana es necesaria la aplicacióin de políticas urbanas que integren una visión multidimensional en términos ambientales de desarrollo social y progreso económico.

Crecimiento urbano en México
Hasta los años setenta la ciudad de México representaba "el polo urbano más importante del país", seguido de las ciudades de Guadalajara y Monterrey. Uno de los efectos de la crisis económica y de la aplicación del modelo neoliberal fue la redistribución de la población y de actividades productivas en nuevas ubicaciones.

Esta medida impulsó el dinamismo de diversos territorios, en particular aquellos alejados de las grandes metrópolis y reorientó flujos migratorios dentro del país; sin embargo, persistieron las desigualdades socioterritoriales entre regiones urbanas y rurales.

La ciudad de México dejó de ser atractiva debido a factores como el alto costo de vida, la criminalidad, la contaminación y otras causas que la dejaron en desventaja, lo que propició el crecimiento de las ciudades intermedias ubicadas en los alrededores del Distrito Federal, en la zona centro-norte del país y en las ciudades de la frontera norte con actividades de industrialización.

El académico señaló que en términos de legislación, la sostenibilidad urbana se incorporó desde los años noventa en los planes de desarrollo, sin embargo, en la práctica no se lleva a cabo y hace falta una coordinación de las áreas económica, social y ambiental que involucre a las autoridades en todas las escalas territoriales (municipal, estatal y federal) para lograr el desarrollo de ciudades sostenibles.


Geografía Noticias

2015-12-07

Hecho en C.U., todos los derechos reservados 2013. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile,
se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos.
Sitio web creado y administrado por: Unidad de Tecnologías de la Información del Instituto de Geografía.
Para la correcta visualización de este sitio, se recomienda utilizar