Noticias
IGg


Estudios de género: campo fecundo para la investigación geográfica

  • Los asuntos de género no se limitan a la reflexión sobre las mujeres.
  • México, segundo país con más crímenes por homofobia.

¿Qué pueden decir las investigaciones territoriales sobre la violencia que se ejerce sobre las mujeres? ¿Dónde trabajan y qué puestos ocupan las geógrafas mexicanas? ¿Qué diferencias hay entre un hombre y una mujer cuando emprenden un negocio propio o se insertan en el mercado laboral? ¿Cómo se expresan en México la tolerancia y la discriminación hacia la diversidad sexual? Estas fueron algunas de las cuestiones sobre las que distintos especialistas reflexionaron durante la Mesa Redonda Geografía y Género desarrollada en el Instituto de Geografía de la UNAM, la cual fue organizada por la maestra Irma Escamilla y el doctor Álvaro López.

Verónica Ibarra, académica de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, hizo énfasis en distinguir entre la geografía del género y la geografía feminista. El feminismo refiere a la tradición que demanda los derechos de la mujer, mientras que el género remite a la producción social de las diferencias sexuales. “Los estudios de género no se limitan a reflexionar sobre la situación de las mujeres. Los hombres también son construidos genéricamente y por ello también hay estudios de la masculinidad” mencionó Verónica Ibarra. Agregó que los orígenes de la Geografía feminista se remontan a la década de los setenta y que uno de los primeros estudios realizados en México sobre las mujeres se escribió hasta el año 1991.

Ibarra reflexionó sobre las relaciones entre la violencia feminicida y el espacio geográfico, pues éste último está producido en un código patriarcal que ejerce violencia sobre las mujeres, lo cual puede culminar en un asesinato, es decir en un feminicidio. “La violencia feminicida es un proceso social que hemos naturalizado y normalizado. Producir un espacio libre de este tipo de violencia es un proceso difícil pero no imposible. Tendríamos que empezar por cambiar las relaciones entre hombres y mujeres, es decir, entre quienes tienen el poder y quienes carecen del mismo. Dicha transformación comienza al evidenciar y reflexionar sobre las condiciones de desigualdad e inequidad a las que nos enfrentamos”, comentó.

Martín Checa y Paula Soto, de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa, expusieron los avances de su estudio sobre la situación de las geógrafas en México. Al analizar 14 centros dedicados a la enseñanza y la investigación geográfica identificaron un total de 360 académicos de los cuales 132 son mujeres. La mitad de ellas cuenta con doctorado mientras que el resto tiene estudios de maestría o licenciatura. “La mayoría trabaja en centros de reciente formación y se han visto obligadas a participar activamente en la consolidación de esos centros, lo cual les ha restado tiempo para culminar sus estudios de grado. Aunque también han influido factores como el embarazo y el cuidado de los hijos”, comentó el doctor Checa.

“Las geógrafas no han sido abordadas como tema de estudio ni han sido valoradas como productoras de conocimiento. La invisibilidad de las mujeres en este gremio se explica por las relaciones de poder que se expresan dentro de la disciplina. Al indagar cuál es su distribución cuestionamos la idea de que la geografía sea una disciplina neutra”, comentó Paula Soto, quien además señaló que sólo el 12% de las académicas consideradas en su estudio tienen un cargo administrativo y que excepcionalmente alguna de ellas consigue el cargo más alto de la institución en la que labora.

Irma Escamilla del Instituto de Geografía dio un panorama general de la situación de las mujeres en el mercado laboral mexicano. La académica analizó la industria manufacturera e identificó desigualdades en la asignación de los salarios. “En los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) las mujeres ganan en promedio 16% menos que los hombres por realizar la misma actividad, no obstante las mexicanas reciben un salario 21% menor comparado al de sus compatriotas varones”, declaró. Además agregó que por cada 10 hombres que ocupan puestos ejecutivos sólo una mujer asume algún cargo directivo.

Las diferencias de género influyen incluso en las oportunidades para comenzar negocios, ya que las mujeres emprenden estas actividades en menor cantidad y en menor número de sectores. “Las trabajadoras autónomas ganan entre 30 y 40% menos que los colegas masculinos. Comienzan la empresa con una experiencia limitada y dedican menos tiempo a sus negocios —en comparación  con los hombres— por atender las labores familiares”, declaró la maestra Escamilla.

Por su parte Ernesto Sánchez, profesor de la Escuela Nacional Preparatoria y del Colegio de Geografía de la UNAM, habló sobre otro de los campos de los estudios de género: la diversidad sexual. “La diversidad sexual refiere a una serie de identidades como la lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti, e intersexual (LGBTTTI), las cuales interactúan y conviven en los espacios que comparten con las personas  heterosexuales”, declaró. Ante este escenario de diversidad el doctor Sánchez describió algunos ejemplos que expresan síntomas de respeto o de discriminación en México. 

“En 2010 en el Distrito Federal se aprobó la ley de matrimonio entre personas del miso sexo. A la par hubo protestas en diversos estados del país argumentando que aunque se pudieran casar en el DF en otras entidades no se reconocería tal matrimonio. La Suprema Corte de Justicia de la Nación señaló que las modificaciones a los códigos civiles se tienen que respetar y en ese sentido fue un paso importante para proteger los derechos que abogan por la diversidad sexual”, expuso el profesor preparatoriano.

Por último comentó que la Encuesta Nacional Sobre la Discriminación en México, realizada en 2010, mostró que 48% de los encuestados percibe a la homosexualidad como un defecto moral, mientras que el 23% piensa que es una decisión que hay que respetar. Además subrayó que México es el segundo país con más crímenes por homofobia en el mundo sólo detrás de Brasil, situación que es igual de alarmante que el problema de los feminicidios. La Mesa Redonda Geografía y Género culminó al exponer distintos temas vinculados al feminismo, la masculinidad y la diversidad sexual los cuales pueden ser analizados de manera fecunda desde la perspectiva geográfica.



Geografía Noticias

2014-09-29

Hecho en C.U., todos los derechos reservados 2013. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile,
se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos.
Sitio web creado y administrado por: Unidad de Tecnologías de la Información del Instituto de Geografía.
Para la correcta visualización de este sitio, se recomienda utilizar