Noticias
IGg


Analizan perturbaciones climáticas con ayuda de los glaciares del Iztaccíhuatl

  • México, sensible a alteraciones climáticas del Atlántico Norte.

Lorenzo Vázquez Selem, especialista en la historia de glaciaciones de montaña, investiga qué tan vulnerable ha sido nuestro país ante cambios climáticos globales. Para ello se ha dedicado a examinar el relieve del volcán Iztaccíhuatl, ya que en él hay evidencias de perturbaciones climáticas muy antiguas.

“Actualmente los glaciares del Iztaccíhuatl se encuentran a 4900 metros sobre el nivel del mar, pero hace miles de años se extendían hasta cerca de los 4200 msnm. Es decir, su extensión se redujo de manera importante” comentó el investigador del Instituto de Geografía de la UNAM, quien analiza el relieve del volcán para encontrar los vestigios del crecimiento y/o la disminución del área de los glaciares, la cual está asociada a cambios notables en la temperatura del clima planetario.

Uno de los propósitos de la investigación es conocer con exactitud cuándo ocurrieron las distintas fases de avance y retrocesos de los glaciares, para descubrir a qué eventos climáticos pudieron estar asociadas. Para ello el doctor Vázquez Selem usó técnicas de fechamiento por isótopos cosmogénicos, las cuales permiten determinar el tiempo en que una roca ha estado expuesta a la radiación cósmica.

Los rayos cósmicos son partículas subatómicas provenientes del espacio exterior que al impactar en las rocas generan isótopos, como el Cloro 36. La cantidad del isótopo encontrada en la roca es proporcional al tiempo que ésta ha estado expuesta a la radiación. Vázquez Selem calculó la proporción de Cloro 36 en varias muestras y fechó la ocurrencia de uno de los avances más recientes de los glaciares, en virtud de que las rocas analizadas fueron arrastradas a ese lugar por el hielo y desde entonces han sido bombardeadas por la radiación cósmica.

Con esta información el académico determinó que hace aproximadamente 8,200 años los glaciares del volcán Iztaccíhuatl alcanzaban un área de 29 km², que contrastan de manera significativa con la actual extensión que es menor a un kilómetro cuadrado. “Esto implica que en aquella época hubo un descenso térmico de entre tres o cuatro centígrados en la temperatura media anual en el centro de México. Un período muy frío, que probablemente duró trescientos años y que debió tener otras repercusiones en el medio ambiente de toda la región”, comentó el investigador.

Al fechar el avance de los glaciares del Iztaccíhuatl, Lorenzo Vázquez pudo establecer la relación de este evento con procesos climáticos globales. Hace 8200 años los casquetes de hielo de Norteamérica tuvieron un proceso de descongelación. El hielo derretido aportó gran cantidad de agua dulce que alteró el flujo de las corrientes oceánicas y provocó un enfriamiento generalizado en las regiones cercanas al Atlántco Norte.

Gracias a las investigaciones en el Iztaccíhuatl se sabe que dicho enfriamiento también afectó al centro de México, donde la temperatura media anual disminuyó cerca de 4° C durante varios siglos. Con esta información Lorenzo Vázquez Selem mostró que nuestro país fue particularmente afectado por dicha perturbación climática y, más importante aún, que podría ser vulnerable en algún futuro cercano.



Geografía Noticias

2013-11-04

Hecho en C.U., todos los derechos reservados 2013. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile,
se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos.
Sitio web creado y administrado por: Unidad de Tecnologías de la Información del Instituto de Geografía.
Para la correcta visualización de este sitio, se recomienda utilizar