IGg
en los Medios


Identifican prácticas injustas en el uso de los espacios públicos

  • La segregación urbana reduce las oportunidades de interacción social
  • El espacio público, escenario relevante para las prácticas democráticas: Setha Low

Al conformar sitios en los que cualquier persona tiene derecho a estar y circular libremente, los espacios públicos permiten que gran diversidad de personas interactúen entre sí. No obstante, la doctora Setha Low de la Universidad de la Ciudad de Nueva York ha identificado tendencias que amenazan con fomentar la segregación y la exclusión social en las calles, parques y plazas de algunas ciudades.

Sobre esa temática trató la conferencia magistral que impartió la doctora Low en el Instituto de Geografía de la UNAM (IGg-UNAM), organizada por el doctor Luis Alberto Salinas, investigador de esta dependencia académica, así como por la doctora Claudia Villegas del Seminario Permanente de Estudios Urbanos Críticos de la Facultad de Filosofía y Letras, también de la UNAM.

Para la antropóloga estadounidense existe una contradicción en las dinámicas urbanas, pues "mientras que a nivel de las ciudades la globalización permite mayor diversidad y heterogeneidad de personas, a nivel micro -como en los barrios- hay mayor segregación y homegeneidad social. La ciudad está segmentada por clases, razas, sexo, por todo", agregó que las ciudades segregadas reducen la oportunidad de interacción de sus habitantes.

Al analizar los casos de ciudades estadounidenses y costarricenses, la especialista -quien fuera presidenta de la Asociación de Antropólogos Americanos- identificó varios procesos que fomentan la exclusión en los espacios públicos tales como la financialización, privatización y seguritización.

La financialización de la vida cotidiana refiere las manifestaciones sociales que miden el valor moral de las personas dependiendo del ingreso económico que tienen. "Supone que alguien pobre no es buena gente y que puede ser un criminal. Eso tiene un impacto tremendo sobre la autoestima y respeto de las personas".

Bajo ese principio responden las dinámicas de exclusión, en las que los grupos sociales se ven afectados de manera diferencial. Así, mientras los turistas se sienten más felices en los espacios altamente controlados; los jóvenes de color y las personas de bajos ingresos evitan acudir a espacios públicos -como la plaza Union Square en Nueva York- ya que se sienten incómodos y vigilados tanto por las videocámaras de seguridad, como por el personal policíaco, declaró la doctora Low.

Agregó que ciudades como Los Ángeles, Nueva York y San Francisco cuentan con cerca del 40% de sus calles vigiladas con videocámaras. Además añadió que en San José, Costa Rica, puede encontrarse algo similar ya que el número de policías armados se ha incrementado de manera importante en los últimos años.

La noción de seguritización responde a las dinámicas de "temor al otro", fomentadas por los supuestos de la financialización. "En los Estados Unidos esto ha llevado a políticas de tolerancia cero, en los que la policía puede detener a cualquier persona sin razón, lo cual es muy peligroso en contra de las prácticas democráticas".

En cuanto a la privatización la antropóloga mencionó que en Nueva York suelen encontrarse negocios que contratan policías privadas para incrementar el número de reglas y regulaciones en los espacios públicos de los barrios en los que se asientan.

Al rescate del espacio público

"¿Cómo enfrentar esas injusticias y esas nuevas relaciones? ¿Cómo luchar por alcanzar justicia en esos espacios?", cuestionó Setha Low, cuya propuesta se fundamenta en fomentar la solidaridad y el respeto por la diferencia; principios con los que sugiere promover la repartición justa de los recursos y reconocer el derecho que tienen todas las personas para estar y circular por tales lugares.

Para la académica los espacio públicos deben redistribuirse de manera equitativa. Un ejemplo de injusticia distributiva en Nueva York -contado por la doctora Low- es el de los parques infantiles, ya que hay casos en los que los barrios ricos cuentan con varios, mientras que los pobres carecen de ellos.

También comentó la importancia de fomentar la justicia interaccional para promover el respeto en las relaciones que emergen entre las personas que utilizan dischos lugares, lo cual incluye que las autoridades no molesten -sin razón alguna- a grupos sociales específicos.





Geografía Noticias



elfaro.cic.unam.mx/download/elfaro_154.pdf

Hecho en C.U., todos los derechos reservados 2013. Esta página puede ser reproducida con fines no lucrativos, siempre y cuando no se mutile,
se cite la fuente completa y su dirección electrónica. De otra forma requiere permiso previo por escrito de la institución. Créditos.
Sitio web creado y administrado por: Unidad de Tecnologías de la Información del Instituto de Geografía.
Para la correcta visualización de este sitio, se recomienda utilizar